19 de noviembre de 2016

MegaPlaza y el desarrollo económico que impulsa en las ciudades

MegaPlaza espera crecer cerca de 8% este 2016, pero para Percy Vigil, su gerente general, la mayor satisfacción está en el aporte a las ciudades en las que realizan sus operaciones: las transformaciones sociales y económicas, como sucedió en Lima Norte, desde el 2002. Para los siguientes meses, refiere que continuarán impulsando sus operaciones en Huaral y Villa El Salvador, el segundo local en ese distrito, sin perder de vista al Norte del país. Vigil, además, explica, en esta nota elaborada para la revista Business Empresarial, el perfil del cliente que se fue formando en estos 14 años de operaciones y comenta el ingreso de una nueva marca, para los próximos 60 días, en MegaPlaza Lima Norte.

Percy Vigil en MegaPlaza. Foto: trome.pe

El 28 de noviembre de 2002 puede considerarse una fecha representativa para el desarrollo económico, social y urbanístico de Lima Norte: ese día se iniciaron las operaciones de MegaPlaza, el centro comercial considerado pionero en esta parte de la capital, que, desde entonces, creció y contribuyó al crecimiento de la zona y del retail. 

En estos casi 14 años, sucedieron numerosas transformaciones: en el mercado, el consumo, el nivel de gasto, la expectativa de los clientes y en los factores de crecimiento de los centros comerciales. 

Percy Vigil, gerente general de MegaPlaza y protagonista de estos cambios, refiere, por ejemplo, que los aspectos valorados de los centros comerciales son: la concentración de la oferta, la seguridad y los estacionamientos.

Además, otras modificaciones sucedieron como el ingreso de centros de la salud, educativos y restaurantes. “Creo que la sorpresa más grande fue el ingreso de la salud y de la educación. ¡Quién pensaría que un instituto o una academia, hasta inclusive una universidad, puedan estar dentro de un centro comercial!”, manifiesta.

El ingreso de restaurantes sorprendió –explica– porque las marcas encontraron varios beneficios al estar en centros comerciales como: la concentración de la oferta, que les permite estar junto a otros negocios, lo que genera una afluencia positiva, y la necesidad de estacionamientos. Además de participar en promociones y actividades.

MEGA CRECIMIENTO

En la actualidad, MegaPlaza, que está bajo la gestión de Inmuebles Panamericana, sociedad conformada por el Grupo Wiese y Parque Arauco, tiene 9 locales en operación (en Lima Norte, Jaén, Barranca, Chincha, Villa El Salvador, Chorrillos, Pisco, Cañete y Chimbote), no obstante se alista para, en los siguientes meses, continuar con otros dos proyectos. 

El décimo local, ubicado en Huaral, será abierto hacia fin de año, aunque en la actualidad funciona un supermercado (Tottus). “La operación de los cines y tiendas menores debería estar activa al 75%, aproximadamente, a fin de año”, indica Vigil, quien es ingeniero industrial.  

El undécimo estará en Villa El Salvador (VES) y la extensión total del terreno es de 40 mil metros cuadrados (m2), de los cuales cerca de 15 mil m2 es el área arrendable. Será la segunda operación en ese distrito y estaría abierto el supermercado (Tottus) en diciembre. Hacia mayo de 2017, para el Día de la Madre, tendría entre el 70% y 80% de su capacidad operativa.

Ese local, que tuvo una inversión aproximada de S/. 50 millones, será, refiere Vigil, “algo más grande que un strip” y tendrá, en una primera etapa: cine (serían seis salas), zona de comidas, locales de tienda menor, servicios y áreas de entretenimiento. “Tomaremos decisiones para la segunda etapa en función a su comportamiento, en los siguientes cuatro meses”, añade. Se espera recibir, en los primeros meses, un flujo mensual que bordee las 330 a 350 mil personas. 

MegaPlaza como lugar de reunión y entretenimiento, aquella vez con Deyvis Orozco. Foto: facebook de MegaPlaza.

Por otro lado, un proyecto pendiente es la operación en Huaraz, que está paralizada por decisión del alcalde bajo el argumento de defender a los pequeños comerciantes. Percy Vigil comenta que esperan que se solucione la situación administrativa para que pueda ser una realidad. “No tenemos fecha definida”, indica. Por ahora, el terreno es ocupado por el Ejército. 

El proyecto consiste en realizar un parque de 60 mil m2 y un centro comercial en un terreno de 27 mil m2. “Es un proyecto de parque con centro comercial, no al revés. El parque incluye, por ejemplo, laguna, canchas de fulbito, zona para skate. Es una obra importante”, comenta. 

Además, precisa que evalúan edificar un hotel que, en el primer diseño, no se tenía contemplado. “Huaraz no tiene hotel de cadena internacional y nosotros tenemos interés en poder ocupar el área. Creo que sería un gran aporte poner el centro comercial e incorporar un hotel que le daría relevancia y abriría una puerta para otras inversiones en la ciudad”, detalla. 

En su proyecto de expansión, acepta que están “viendo el norte”, en donde tienen terrenos adquiridos, como en Trujillo y Lambayeque, las que reconoce como “plazas potencialmente desarrollables”. A nivel general, afirma que poseen un “banco de terrenos” que tienen en permanente evaluación, en el que también está Tarapoto “a la espera de la decisión”.

Decisión que definirán próximamente, junto a cuáles serán las inversiones para el 2017. “Entramos a evaluación en el último trimestre para tomar decisiones, que se relacionan con la economía y toda una serie de variables. No es tan sencillo hacer un mal, estamos hablando de, por lo menos, US$ 15 millones”, sostiene.

A nivel de Lima, afirma que, por ahora, están enfocados en VES, a cuya segunda operación en ese distrito considera un reto interesante. “Pero somos de mente abierta y vemos el desarrollo de mercado, no nos cerramos a nuevas oportunidades”, completa.  

Al hacer un balance sobre la presencia de MegaPlaza en provincias indica que la alegría más grande es que llegaron a plazas donde no había oferta, lo cual generó un cambio importante en la calidad de vida de la población. “Jaén, por ejemplo, era un mercado en el que para ir a un supermercado tenías que trasladarte entre 7 y 8 horas”, explica.

En ese sentido, resalta que si bien es una empresa que invierte, en la búsqueda de rentabilidad, también tienen un aporte social. “Un centro comercial es un comercio moderno, formal, es impuestos, ordenamiento y un modelo a seguir por empresas pequeñas que ven que si los estándares no son buenos, no es posible generar competencia”, reconoce. 

Vigil refiere que les fue “bien” en el primer semestre del año, en el que crecieron entre 7% y 8%, por lo que, para el resto del 2016, esperan mantener esa cifra. Para el 2017, estima que deberían tener una mejor expectativa, en función del comportamiento de los próximos meses.

MegaPlaza, el comercio y la clase media. Foto: generaccion.com

Las inversiones de este año, cercanas a los US$ 50 millones, se centraron en realizar remodelaciones, como las ejecutadas en Lima Norte (solo en ese local, en los últimos años, invirtieron más de US$ 100 millones en las zonas de Conquistadores y Libertadores). Para el próximo año, consultado sobre nuevas obras, indica: “vamos a tomarnos un año de descanso para que el público tenga la comodidad que necesite”.

ÉPOCA DE LAS MARCAS

Con el inicio de las operaciones en Lima Norte, en 2002, también se desarrollaron los alrededores. Por ejemplo, el precio de las propiedades se incrementó y se incorporaron operaciones de diversas categorías a la zona. “Esta zona seguirá variando”, proyecta. 

Percy Vigil analiza que ese proceso de crecimiento en y con Lima Norte ha sido de aprendizaje mutuo y beneficioso para todos. “Todo lo que se generó era impensado hace 15 años. Se levantaron estándares”, indica, como el perfil del cliente a uno “sumamente exigente”. 

También aumentó la capacidad de gasto, lo cual se nota, sobre todo, por el tipo de marcas que se comercializan y porque “no hay temor al ticket alto”. El ticket promedio está en US$ 12.

Por ello, Vigil apunta que cuando llegan marcas de productos de ticket alto encuentran que el mercado es sumamente atractivo. “Esto nos hace ver que el consumidor tiende mucho a buscar marcas y a pagar por ello. Ese es un factor que hace unos años no se consideraba porque era la época del producto. Hoy, que tengo oferta, busco marca. Ya no estamos en la época del básico, estamos en la época del producto con valor agregado relevante para el consumidor y en la época de las marcas. Cambió la vida: es un antes y un después”, explica. 

En MegaPlaza Lima Norte refiere que entrará una “nueva marca de fast fashion” en los próximos 60 días, además de una zona nueva de comidas con formatos que están presentes en otros centros comerciales como el Jockey Plaza. Además de reabrirse locales para la campaña navideña que, de manera temporal, se cerraron por las obras. 

Para el ejecutivo, lo más importante este año fue el desarrollo del tercer nivel de MegaPlaza, con Plaza Conquistadores, la inauguración del cine, el más grande en cuanto al número de butacas a nivel nacional (con más de 3,500), “y, por otro lado, un segundo patio de comidas”. 

Fuente: Elaboración propia.
ECONOMÍA DEPENDIENTE

Vigil, quien también es profesor de marketing, refiere que el sector sigue creciendo, pese a la desaceleración de la economía. “Como el sector se había acostumbró a crecer a 2 dígitos, entonces pasar a un dígito, se siente como que hemos retrocedido”, aclara. 

En el fondo, explica que la industria sigue adelante y que los proyectos anunciados deben ver la luz entre fines de este año, el 2017 y el 2018. “Creo que hay optimismo para lo que venga en 2017, y eso se ve reflejado en que, probablemente, algunos proyectos se aceleren y lleguen antes de tiempo al mercado”, estima. En ese sentido, señala que este año debería ser mejor que lo logrado en 2015. Refiere, con respecto al nuevo gobierno, que genera optimismo ver que la expectativa del crecimiento de la economía se proyectó al 4%. 

Percy Vigil, quien lleva 14 años como gerente de MegaPlaza, considera que, con todo el desarrollo que ha visto, podría escribir un libro. Por eso, reitera que el mercado se ha transformado, y mucho. “El cambio se fue dando por etapas y creo que la conclusión es que nunca hay satisfacción total. Siempre hay una búsqueda de más”, analiza. ¿Cuál es el límite? “No lo podría decir”, responde. “Creo que mientras hay vida, siempre habrá cambio”, finaliza. 

***
Esta colaboración se publicó en la revista Business Empresarial, en la edición Nº 31.
Share:

Definición

Somos bloggers, seámoslo siempre.

Tuirer

Nación Zuckerberg

Documentos en Scribd

Documentos en Scribd
Textos desclasificados.

En Youtube...

En Youtube...
"La vida sin música (y sonidos) sería un error".

De visita